fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Se iba a encontrar con una mujer y apareció asesinado en su auto

La víctima, Jaime Castro, era un ex gendarme y recibió un balazo en la frente. Sólo falta su teléfono celular. Se investiga un crimen por encargo.

 

El hallazgo del cuerpo ocurrió este viernes a la mañana en la calle Intendente Eduardo Bossi entre Venezuela y El Salvador, en el oeste del Gran Buenos Aires, luego de que un vecino alertara al teléfono de emergencias 911 sobre el conductor de un vehículo ensangrentado y desvanecido dentro del habitáculo.

Los policías llegaron al lugar y constataron la presencia de un hombre, al que identificaron como Castro, domiciliado en Moreno, asesinado de un disparo de arma de fuego en la frente dentro de un auto Chevrolet Ónix de color bordó.

Tras preservar la escena del crimen se convocó a los peritos de la Policía Científica, quienes hallaron dos cuchillos con manchas hemáticas, aparentemente salpicadas por el hombre tras ser baleado.

Los investigadores del crimen de un ex gendarme, asesinado de un balazo en la frente dentro de su auto en moreno, no descartan la hipótesis de un homicidio por encargo; continúan buscando el teléfono celular robado a la víctima.

El fiscal a cargo de la causa, Federico Soñora, analizaba junto a la DDI local si el crimen de Jaime Carmelo Castro, de 55 años, fue un encargo por alguna relación con alguno de sus vínculos.

Esa hipótesis no fue descartada ya que era un hombre que mantenía vínculos con distintas mujeres y al momento de ser encontrado asesinado había ido a verse con una de ellas a una cancha de fútbol barrial.

«Se investigan todas las pruebas que hay en la causa entre ellos la búsqueda de un teléfono celular de la víctima y a todo su entorno cercano, pero eso no quiere decir que no fue un crimen tras un intento de robo. Todo se está en investigando y esperamos que pronto tengamos detenidos», dijo una fuente.

Los expertos también encontraron sangre en la manija de apertura interior de la puerta del lado del conductor, indicaron las fuentes. Los forenses que trabajaron en el lugar establecieron que Castro, quien era un gendarme retirado, fue ejecutado a corta distancia.

Sin embargo, aguardaban el resultado de la autopsia para establecer la data de muerte. Por su parte, los agentes constataron el faltante del teléfono celular de la víctima, que seguía encendido ya que podía recibir llamadas, y las llaves del vehículo.

En tanto, el hijo del ex gendarme, de 25 años, declaró a la Policía que el jueves por la noche su padre le había enviado un mensaje por WhatsApp en el cual le escribió «me voy con una minita a la canchita, a lo oscuro», añadieron las fuentes consultadas.

A raíz de ello, y la forma en cual el hombre fue asesinado, los investigadores del hecho no creían que se haya tratado de un homicidio en ocasión de robo.

El fiscal Soñora, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez, ordenó una serie de medidas tendientes a esclarecer el homicidio, entre ellas el relevamiento de cámaras de seguridad ubicadas en la zona.

► Te puede interesar: Una argentina desapareció cuando iba al juzgado por una denuncia contra su ex en Uruguay

Posts Relacionados