fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Ser rafaelino, es sentir el amor y expresarlo por este lugar

Entrevista completa de Alcides Castagno sobre que significa ser rafaelino:

Primera parte: Alcides Castagno – Aniversario Rafaela 1

Segunda parte: Alcides Castagno – Aniversario Rafaela 2

 

La palabra de Alcides Castagno sobre que significa el ser rafaelino

Esta tarde, en hoy y mañana, Alcides Castagno, se refirió al 24 de octubre y a lo que significa ser rafaelino: “Ser rafaelino, es sentir el amor y expresarlo por este lugar, por Rafaela, como uno siente y ama como expresa por la persona que uno ama, esto es igual. Es esencial amar el lugar en el q uno está, nos hace perder el sentido crítico, pero amar el lugar es esencial para construir, para colaborar con la gente que hace, para proyectar su futuro, que hacen los chicos que están estudiando, por ejemplo. AMAR EL LUGAR”.

Posteriormente, expresó: “Lo que enraiza uno a lugares es su gente, su costumbre, el encuentro con amigos, ir por la calle y cansarse de saludar a gente. El lugar es eso. Recuerdo a una frase que dijo la madre de Serrat “la patria es el lugar donde están mis hijos”. Rafaela es eso.

Alcides Castagno habló de un fenómeno social, en el tiempo que tiene que ver con las empresas, gente, contactos, con una corriente de población y de industrias que se erradicaron en la ciudad, el fundamental paso de los ferrocarriles que convergieron hacia Rafaela y nos dieronun punto de referencia que otros lugares no tuvieron

El rafaelino, Alcides Castagno comentó algunas virtudes negativas y positivas del rafaelino: “Ninguna virtud es absoluta y ningún defecto lo es. Si yo te digo que rafaelino es frío, puede ser una virtud porque medita las cosas, y también puede ser defecto, porque puede caer una bomba y rebota. Hay fenómenos sociales y se sientan a esperar a ver si hay otro que lo soluciona. Esa frialdad es una virtud y defecto al mismo tiempo”. «El sentido de la competencia también es una virtud, desarrolla la creatividad, el emprendedurismo, es un defecto también porque desarrolla a la envidia, la descalificación».

Por último, dijo: “La ciudad no deberían pasar de cien mil habitantes, es un numero manejable para la infraestructura, el conocimiento, la asociación. La gente de Rafaela, es generosa, solidaria, suficiente que vea una necesidad colabora, siempre y cuando que vea adónde va y como se usa. No es generosa porque sí.”.

 

 

Posts Relacionados