Sin conciencia: El Frente Progresista sigue negando la ley que Perotti necesita

El Frente Progresista hizo valer su mayoría y sigue demorando la sanción de la Ley de Necesidad que reclama el Gobernador Omar Perotti.

Cuando en todos los niveles del poder oficialismo y oposición aunan sus esfuerzos para enfrentar la guerra que significa la pandemia del coronavirus, el Frente Progresista mira para otro lado.

En la jornada del miércoles, en el marco de una sesión atípica en la Cámara de Diputados, sin presencia de asesores, ni de la prensa solo con legisladores y taquigrafíes Diputados trató el Proyecto de Necesidad Pública aquel que desde que arranó la gestión de Omar Perotti se viene reclamando.

Luego de la reunión convocada por el propio Perotti a los legisladores provinciales todo indicaba que había acuerdos para avanzar, incluso una manifestación pública para prestar apoyo y votar las leyes del Ejecutivo.

Pero en la sesión de la tarde de ayer, el socialismo solo votó una versión del proyecto de ley donde mixtura las dos cuestiones, la Ley de Necesidad Pública y el dinero que Perotti necesita para afrontar la emergencia sanitaria y termina de votar una ley en la que autoriza a Perotti a endeudarse por 31.000 millones de pesos más 6 mil millones de pesos destinados a coronavirus.

Votaron en contra los representantes del peronismo y Carlos Del Frade, en tanto se abstuvo el bloque comandado por Rubén Giustiniani y estuvieron ausentes los legisladores del Pro y del partido de Amalia Granata

No está incluido en esta versión de proyecto de ley votado por el Frente Progresista todo lo vinculado con facultades delegadas y por esa razón el texto votado tiene la votación solo del Frente Progresista

El peronismo no votó el proyecto y una vez finalizada la sesión Leandro Busatto habló de que la oposición está actuando de manera inédita, como un tabique político para impedir que el Gobierno de Omar Perotti pueda llevar adelante su gestión.

El texto vuelve a Cámara de Senadores donde ni siquiera está confirmado que este jueves  haya sesión, y a pesar de las manifestaciones publicas no hubo acuerdos, ni consensos que garantizasen que esto pudiera tener una rápida revisión del Senado.

Hay mucho malestar en el oficialismo que sostiene que el Frente Progresista no termina de tomar conciencia de la situación que se atraviesa.

Te puede interesar