fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

El testimonio de Julio Belgrano, descendiente del héroe patrio creador de la bandera argentina

Julio sostuvo que, más allá de sus lazos sanguíneos, admira a su antepasado por su obra.

 

Este lunes se celebró el aniversario número 202 de la defunción de uno de los próceres más trascendentales de la historia argentina: Manuel Belgrano. El creador de la bandera falleció soltero, en la extrema pobreza y… ¿sin hijos?

Para desmentir este mito, Telenoche conversó con Julio Belgrano, chozno (quinta generación) del héroe patrio. «El abuelo de mi abuelo era hijo de Manuel Belgrano», dijo.

 

¿Por qué se cree que Belgrano no tuvo descendientes?

Manuel Belgrano tuvo dos hijos extramatrimoniales: uno de ellos fue con Josefa Ezcurra, cuñada de Juan Manuel de Rosas.

No se sabe si Pedro Rosas y Belgrano llegó a conocer a su padre biológico y después fue adoptado por el caudillo, por lo que portó también su apellido. De él desciende Julio.

► Te puede interesar: Con Perotti y Javkin, se celebra el Día de la Bandera en el monumento rosarino

La media hermana de Pedro, Manuel Mónica Belgrano, fue hija de María Dolores Helguero y Liendo, con quien Belgrano estuvo comprometido pero jamás llegó a casarse.

La existencia de ambos no se mostró en los libros hasta los últimos 20 años. Según Julio, esto se debe a que:

«Los historiadores siempre hacen aparecer a nuestros próceres para el bronce: todos son castos, puros e inmaculados». En ese sentido, reflexionó: «En realidad eran seres humanos, como cualquiera de nosotros, que tenían grandes virtudes y un gran amor por la patria».

 

Anécdotas

El entrevistado dijo que este desconocimiento le generó varias discusiones a lo largo de su vida. En ese sentido, contó que cuando estaba cursando el colegio primario le comentó su historia familiar a una maestra, quien lo acusó de estar inventando y le recalcó que «Belgrano no había tenido hijos».

A su vez, también dijo que su hijo se llama igual que el prócer y que el joven «no se lo perdona»:

«El primer día de clases en un colegio nuevo, la profesora de Geografía le preguntó cómo se llamaba. Cuando le dijo Manuel Belgrano, ella le contestó: ‘No te hagas el vivo y decime cómo te llamas’. Después de que volvió a insistir, lo mandó a la dirección», narró entre risas.

 

Mirá la entrevista:

Posts Relacionados