fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Tristeza absoluta: un joven fue a trabajar con su papá para pagar un asado y murió atropellado

El dramático episodio ocurrió en la provincia de San Juan. La víctima cumplía la mayoría de edad y quería ir con su padre a ayudarle en una obra en construcción “para ganarse unos pesos”.

La trágica historia de Roberto Eduardo Arias, un joven de 17 años que estaba a punto de cumplir los 18, conmueve a toda la provincia de San Juan.

El menor, que circulaba en bicicleta, fue embestido por un taxista en una de las esquinas de Santa Lucía y murió como consecuencia de las heridas recibidas.

Roberto era hijo de Juan Arias, un encargado de obra quien realizó un relato desgarrador no sólo sobre la forma en que el joven perdió la vida sino que también dio a conocer las razones por las cuales circulaban juntos a bordo de sendas bicis.

La historia del joven de San Juan atropellado cuando iba a trabajar con su papá

Juan contó a El Diario de Cuyo que Roberto se había sumado al trabajo en los últimos días con un solo objetivo: juntarse unos pesos para poder hacer un asado cuando cumpliera sus 18 años.

“Hace menos de una semana había empezado a trabajar conmigo. Yo no lo quería llevar porque era menor, pero como el viernes eran sus 18 me dijo: ‘Papi, llevame, quiero hacer una monedita para hacerme un asadito’. Por eso iba conmigo”, explicó a ese medio. La desgracia ocurrió minutos antes de las 7.30, cuando Roberto y su padre habían salido de su casa rumbo a la obra.

“Yo iba adelante. Sentí un golpe, miré para atrás y me puse a buscarlo porque no lo veía. Lo encontré adentro de la cuneta. Yo le hablaba, le gritaba… él estaba sentadito y no podía hacer nada”, contó Juan, con la voz entrecortada. Roberto falleció en el lugar. “Era muy bueno, un niño muy sano que no hacía nada malo”, lo describió su padre.

El chico era el mayor de 6 hermanos, estaba soltero y asistía a una escuela nocturna: cursaba 2do año de Tornería Mecánica en la Tomás Edison. No tenía redes sociales. “Anteayer le había comprado un celular y se iba a hacer un Facebook”, aportó Juan.

El cuerpo de la víctima fue trasladado a la Morgue Judicial, para practicarle la autopsia. Esa y otras pruebas iban a ser evaluadas por pesquisas de la UFI Delitos Especiales para establecer con precisión cómo fue el siniestro y para determinar si el taxista debe o no ser imputado.

 

Posts Relacionados