fbpx

Un retiro espiritual clandestino provocó un brote de Covid-19

Nuevamente un hecho de irresponsabilidad social y clandestino, vuelve a encender las luces de alerta en Córdoba por el coronavirus. Se trata de un retiro espiritual, al que asistieron cerca de 32 personas, y que se llevó a cabo el fin de semana pasado en El Durazno (Tanti), entre el 30 de octubre y el 1 de noviembre.

 

Al evento, que fue organizado por una congregación religiosa evangelistaasistieron vecinos de las localidades de Estancia Vieja, Santa Cruz del Lago y Tanti.

Los intendentes de los municipios involucrados informaron que realizaran una denuncia penal en contra del organizador del evento religioso. Los funcionarios indicaron que debieron aislar a varias familias y los números de contagios crecieron notablemente en esas comunas.

Posts Relacionados