fbpx

Una empresa de seguridad española espió los teléfonos de dos hijas del expresidente ecuatoriano Rafael Correa

La compañía «comenzó a recolectar información de ambas, especialmente vinculada al padre, entonces presidente, y se accedió a sus cuentas de correo electrónico, así como a su Facebook y Messenger», dice la querella.

UC Global S.L., empresa de seguridad española, espió durante varios años a dos hijas del expresidente de Ecuador Rafael Correa, según una querella presentada por el exmandatario contra el exmilitar David Morales, dueño de la compañía, en la Audiencia Nacional de España.

Según la denuncia, por presuntos delitos contra la intimidad y revelación de secretos, la firma instaló en los teléfonos móviles que proporcionó a Sofía y Anne Correa unos denominados troyanos —un malware (programa maligno) que al ejecutarlo permite el acceso remoto al dispositivo y con ello robar sus datos confidenciales—.

El espionaje comenzó en 2014 cuando las hijas del exmandatario estudiaban en Francia, con becas que habían recibido de ese país; Sofía estaba en Lyon y Anne en Poitiers. Entonces, comenzaron a recibir seguridad de UC Global S.L., empresa contratada por el Servicio de Protección Presidencial de Ecuador (SPP).

En octubre de 2014, Sofía y Anne recibieron dos teléfonos Iphone, argumentando que tenían un sistema de geolocalización que permitía a la seguridad saber dónde estaban en cada momento.

Sin embargo, según la querella presentada, ambos dispositivos tenían troyanos de Tradesegur incorporados, «que permitían el control absoluto de ambos (teléfonos móviles) desde la sede de UC Global S. L.», ubicada en Jerez de la Frontera, Cádiz (Andalucía, España).

Un año después, a las dos jóvenes les entregaron otros Iphone, en cuyos dispositivos —según la querella— estaba instalado el sistema ‘Flexispy’, una aplicación que permite monitorear las conversaciones que se hagan desde el dispositivo. Como en la primera oportunidad, las chicas y sus padres desconocían este espionaje.

«UC Global S.L. comenzó a recolectar información de ambas, especialmente vinculada al padre, entonces presidente, y se accedió a sus cuentas de correo electrónico, así como a su Facebook y Messenger», dice la querella.

Junto a la acusación, presentaron facturas de la compra de los Iphone y 41 grabaciones de conversaciones telefónicas que presuntamente fueron captadas a través de estos teléfonos móviles, que fueron encontradas en el computador de Michel Wallemacq, un trabajador belga de la empresa.

 

Seguridad a Correa

La compañía española, además, brindaba seguridad a Correa cuando hacía sus viajes por Europa como mandatario.

Una vez que dejó la Presidencia, en 2017, Correa se mudó a Bélgica y UC Global S.L. continuó prestándole sus servicios hasta que el expresidente prescindió del contrato en 2019, tras sospechar que estaba siendo espiado. Según un testigo protegido, que trabajaba para la empresa española, Morales decía que enviaba información confidencial de Correa al actual mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno.

Según señala la querella, «los operadores le confesaron (al exmandatario) que Morales les reclamaba informes sobre sus reuniones o datos personales. Especialmente en lo relacionado con el asilo a Julian Assange (que se encontraba en la Embajada de Ecuador en Londres) del que Correa fue hombre decisivo. Algunos se negaron».

UC Global S.L., además, prestaba servicio a la Embajada ecuatoriana en Londres, donde se refugió Assange y de donde fue sacado en abril de 2019. En relación a ello, Morales fue denunciado —detenido y dejado en libertad provisional— por espiar conversaciones del activista australiano con sus abogados.

Posts Relacionados