fbpx

Volvió a su casa y no le dejaron nada en barrio Villa Dominga

Una persona que vive en Ramón y Cajal al 700, entre las calles Marini y Tucumán, cuando regresó a su hogar se encontró con un panorama desolador. La casa estaba completamente revuelta y le faltaba la mayoría de los elementos importantes que tenía.

 

Al parecer, mientras no se encontraba nadie en lugar, delincuentes aprovecharon para ingresar y desvalijar la casa. Se llevaron televisores, computadoras, una impresora, secarropas, sillones garrafas, dos teléfonos celulares, horno microondas, prendas de vestir, una bicicleta y hasta máquinas para realizar tatuajes.

► Lee también: Pedirán 37 años para el acusado del crimen de la niña Abril Vargas

Estuvo en el lugar personal policial de la Unidad Regional V. También se hizo presente la Agencia de Investigación Criminal para recolectar pruebas que sirvan para dar con los delincuentes. Investiga el fiscal de turno

Posts Relacionados