fbpx
SEGUINOS EN LAS REDES
SEGUINOS EN LAS REDES

Yarará en un hogar de Felicia: «Buscan presas naturales, no van a ir a atacar a los hombres si uno no las pisa o no las molesta»

En la mañana del día lunes, un matrimonio que vive en un camino rural entre Felicia y Sarmiento, se despertó con una enorme yarará en la mesa de luz. Ante esta insólita situación, RADIO RAFAELA dialogó con Juan Martín Mastropaolo, guardafauna que brindó su testimonio ante lo ocurrido.

Mastropaolo, ante la mención de estos hechos recientemente ocurridos, opinó que: «No están en época de hibernar todavía y como ellas solas no regulan su temperatura, salen a buscar el calor del sol».

«Me llamó mucho la atención este caso de la mesita de luz porque no es una víbora que trepe, es muy raro verla arriba de algo» añadió Mastropaolo.

Para traer tranquilidad a los lectores, el guardafauna agregó que estos reptiles «buscan presas naturales, no van a ir a atacar a los hombres si uno no las pisa o no las molesta».

De cualquier manera, la recomendación del experto ante una mordedura de víbora, en este caso una yarará, es que «asistan de inmediato al médico, sanatorio, hospital, lo que sea, de forma urgente porque contiene un veneno muy tóxico y una vez que llega al cerebro es irreversible».

Con respecto a aquellos que optan por matar esta clase de animales, Mastropaolo indicó que: «Lo ideal es siempre poder sacarlas, y más si se encuentra cerca de una vivienda, pero hay que saber hacerlo así que mi recomendación es, en lo posible, dejarlas en paz y no molestarlas» concluyó.

 

El hecho

El mueble se encontraba ubicado entre las camas del hombre y la mujer que, por fortuna, se hallaba a varios centímetros de distancia de cada una.

«Por suerte no tienen velador, sino cuando hubiesen intentado prender la luz los podía morder», dijo el vecino que grabó un video, donde se puede ver al reptil sobre el mobiliario.

► Te puede interesar: Un matrimonio de Felicia despertó con una yarará en la mesa de luz

La aparición de yararás se está haciendo frecuente por estos días en toda la zona. En Esperanza, aparecieron dos yararás en barrio Norte con dos cuadras de diferencia en una semana y. en una casa cercana al Bar de Copes. Una de estas serpientes mordió a un perro que se salvó de milagro.

 

A continuación podrás ver la entrevista completa:

 

Posts Relacionados