«Yo tiré el cordero, intenté hacer una broma que salió mal y pido perdón», reconoció el empresario argentino

Eduardo Pacha Cantón reconoció que fue él quien arrojó el animal faenado. Además sostuvo que el esposo de Lara Bernasconi sabía lo que iba a hacer.

Eduardo “Pacha” Cantón se presentó el martes a la mañana en las oficinas de la Dirección Nacional de Aviación Civil de Uruguay en Montevideo, en Avenida Wilson Ferreira Aldunate 5519.

La polémica por el animal arrojado desde un helicóptero a la pileta del empresario Federico Alvarez Castillo empezaba a viralizarse en las redes sociales. “Yo tiré el cordero, intenté hacer una broma que salió mal y pido perdón”, declaró Cantón.

El testimonio de “Pacha” Cantón deja en evidencia que Alvarez Castillo mintió en más de una oportunidad. Primero cuando dijo que pensó que podría haberse tratado de un atentado contra él y su familia. Y también cuando sostuvo que no sabía quién podría haber arrojado el animal en la pileta de su casa en José Ignacio.

En la filmación se ve como el animal es lanzado desde más de 30 metros de altura. El cordero impacta en forma violenta con el agua y la pileta rebalsa al instante. La reacción de quienes tomaron las imágenes y están dentro del inmueble no es de sorpresa; todo lo contrario, coinciden en una carcajada.

En una breve declaración, el dueño de Etiqueta Negra confirmó que las imágenes fueron registradas por él: “El video lo filmé yo porque se paró un helicóptero en el techo de mi casa y nunca imaginé lo que terminó pasando”.

“El cordero yo lo saqué del agua y lo regalé. Me consta que fue cocinado y comido por un grupo de trabajadores. Mi familia y yo fuimos víctimas de un ataque mediático y voy a tomar medidas contra todos los que hablaron sin saber la verdad”, aseguró el hombre de negocios en un mensaje de chat que les hizo llegar a sus contactos días más tarde.

Fuente: Infobae

Te puede interesar